Opinión

Un marzo para conmemorar: por favor

Escrito por Marlon Mora

Por una política igualitaria

El calendario este marzo tiene pactada una celebración que, poco a poco, ha fallado y se ha convertido en fiesta hipócrita sin memoria. En pleno 2017 esa agenda hace olvidar que el resto de los días también debemos respetarlas, ante una mirada de estrabismo de machos dominantes.

 

De este modo, es común ver en esta época preelectoral que políticos hablen de paridad, les entreguen premios a “mujeres notables” y el resto del año en un baúl anestesiado ignoren la condición de sus conciudadanas, esas víctimas de la violencia sistemática en muchos hogares costarricenses y que los números en femicidios avalan una desprotección de la mujer por años.

 

Lo más doloroso, es que hace más de un siglo se decidió reclamar lo que se venía diciendo más de doscientos años atrás: que el feminismo es filosofía y no guerra de sexos, y que el desarrollo no es posible sin la armonía y la igualdad.

 

Recuerdo cortoplacista

 

La memoria histórica debe permitir darle mérito a una mujer mártir de los derechos humanos como Olimpia de Gouges, que le recordó al planeta la necesidad de un enfoque de género en plena Revolución Francesa, aunque muchas veces se oculta o se olvida adrede por los intelectuales en teoría de los derechos humanos. Y en campañas políticas se entintan de discursos falsos, llenos de flores y pálidos de compromiso.

 

Mientras todo esto sucede una sociedad violenta toma fuerza y la protección de derechos brilla por su ausencia. Por eso como proyecto ciudadano creemos que el papel de la mujer en roles protagónicos urge en nuestra política, pero no como el “comodín” sino como el primer lugar y con los méritos acumulados, que le respalda la historia costarricense.

 

Necesitamos que se reivindique la historia, que nos permitirá transformar a nuestra sociedad y erradicar el sexismo. Tenemos que reflexionar entre hombres y mujeres cómo reinventamos la femineidad y la masculinidad para que nuestras relaciones sean más equitativas, sanas y libres. Porque muchas mujeres han tenido que pagar con su propia vida sus luchas a favor del voto y la violencia de sus propios compañeros.

 

Si desean celebrar por las mujeres háganlo todo el año y exijan a los políticos hablar menos paja y ser más consecuentes. Menos hipocresía y más solidaridad por el bien de la humanidad.

Sobre el autor

Marlon Mora

Periodista, académico e investigador #UNA Creador de @votoCR #humanismo #periodismo #comunicaciónpolítica #tv #blogger #comunicaciónencrisis #rrss #profedeU

Dejá un comentario